Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Iglesias se llevó importantes consejos de Votto

@JoeTrezz
26 de febrero de 2020

SARASOTA, Florida – En algún momento de la temporada pasada con los Rojos, el cubano José Iglesias empezó a seguir la rutina de trabajo de Joey Votto. En lo que a rutinas se refieren, la del primera base de Cincinnati no es la más fácil de imitar. Un conocido perfeccionista,

SARASOTA, Florida – En algún momento de la temporada pasada con los Rojos, el cubano José Iglesias empezó a seguir la rutina de trabajo de Joey Votto. En lo que a rutinas se refieren, la del primera base de Cincinnati no es la más fácil de imitar. Un conocido perfeccionista, el toletero de los Rojos tiene una bien ganada reputación como uno de los hombres más trabajadores del béisbol, famoso por sus maratónicas sesiones en la caja de bateo y atención a los detalles mínimos.

“Por eso empecé a trabajar con él”, dijo Iglesias esta semana en el clubhouse de los Orioles. “Su preparación es muy buena. La forma en la que se maneja, en la que trabaja, cómo trata a la gente. Eso es lo que me llamó la atención. Lo profesional que es, lo hambriento que sigue estando y lo leal que es con su trabajo”.

Ahora en Baltimore después de firmar un contrato de un año y US$3 millones (con una opción del club para 2021), Iglesias, de 30 años, es uno de los pocos veteranos de estos Orioles en reconstrucción. Su temporada con Votto en Cincinnati llegó después de cinco años en los Tigres, donde Iglesias se afianzó como uno de los grandes defensores de las Grandes Ligas, terminó segundo en la carrera por el Novato del Año de la Liga Americana en el 2013 y fue al Juego de Estrellas en el 2015.

Pero la estadía del hábil torpedero en Detroit fue controversial por momentos, con su madurez, ética de trabajo y entrega puestas bajo la lupa – algunas veces públicamente—mientras los Tigres entraban en su fase de reconstrucción. Ahora, Iglesias considera haber conocido a Votto un punto clave en su carrera.

“He tenido la suerte de estar rodeado de grandes jugadores desde el principio de mi carrera, desde Dustin Pedroia y David Ortiz en Boston, hasta Víctor Martínez Torii Hunter y Miguel Cabrera en Detroit. Pero definitivamente, Joey es diferente”, aseguró Iglesias. “Lo que más me enseñó Joey fue cómo ser un líder, cómo trabajar duro. Uno respeta de verdad cómo él sigue manteniendo esas ganas. Eso definitivamente me llamó la atención. Cuando eres joven, no trabajas tan inteligentemente o con la misma intensidad. Hoy entiendo cosas que no comprendía cuando tenía 20 años”.

Eso es lo que esperan los Orioles, que de acuerdo con algunos informes exploraron otras opciones esta temporada muerta antes de decidirse por Iglesias para el campocorto, buscando algo de estabilidad para un cuadro interior extremadamente inexperimentado. Luego de que su firma se hiciera oficial en enero, directivos del club hablaron extensamente del potencial de Iglesias como líder del clubhouse, un rol que dice el cubano aceptar con los brazos abiertos. El gerente general Mike Elias afirmó que esperaba que Iglesias se convirtiera en un mentor para jóvenes infielders como Richie Martin, quien está en el campamento para ser el suplente de Iglesias.

Iglesias es el tercer jugador con más experiencia y el cuarto de más edad en el roster de 40 de los Orioles.

“Ser un líder en el terreno es una gran responsabilidad que estoy dispuesto a aceptar, algo que me tiene bien emocionado”, mencionó Iglesias durante la temporada muerta. “Ahora llegó mi momento y estoy emocionado por el reto de tratar de hacer mejores a mis compañeros”.

Eso, en resumen, es lo que Iglesias dice que le enseñó Votto. Aunque la verdad es que “hablábamos de todo”, desde bateo hasta cómo entrenar y nutrición, un tema de moda durante su última conversación por mensaje de texto. ¿El más reciente consejo de Votto?

“La sandía es mejor que la banana para hidratarse”, reveló Iglesias. “¡La sandía es clave! Me dijo que si te hidratas, la bola correrá más, así que he estado comiendo sandía en los últimos días”.

Bien fuese la fruta, las favorables dimensiones del Great American Ball Park o compartir lineup con Votto, Iglesias nunca había bateado tanto como el año pasado. Tuvo probablemente la mejor temporada ofensiva de su carrera, ligando para .288 con .724 de OPS y topes persones en hits (145), jonrones (11), empujadas (59) y total de bases alcanzadas (205).

“Joey siempre está estudiando los análisis, viendo qué viene y cómo puede mejorar”, reveló Iglesias. “Siempre estábamos hablando de como cuando juegas, no quieres irte a casa con algo en el tanque. Quiero dar todo lo que tengo todos los días, hasta el último día en el que me den la oportunidad de ponerme un uniforme. No me voy a ir a casa diciendo que no le di el 100% a este juego. Ésa fue la mejor lección que me dio”.

Joe Trezza es reportero de MLB.com