Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Basándose en los datos avanzados, Dallas Keuchel se perfila como una gran adquisición potencial para los Rojos

MLB.com

Los Cerveceros sacudieron la Central de la Liga Nacional al destronar a los Cachorros como campeones divisionales la temporada pasada, pero en el 2019 podrían ser los Rojos los que den el campanazo.

Cincinnati ha terminado en el sótano de su llave en cada una de las últimas cuatro temporadas y no llegan a los playoffs desde el 2013. Pero podrían darle vuelta a esa situación si concretan algunas firmas esta temporada muerta. Firmas como la del lanzador zurdo Dallas Keuchel. 

Los Cerveceros sacudieron la Central de la Liga Nacional al destronar a los Cachorros como campeones divisionales la temporada pasada, pero en el 2019 podrían ser los Rojos los que den el campanazo.

Cincinnati ha terminado en el sótano de su llave en cada una de las últimas cuatro temporadas y no llegan a los playoffs desde el 2013. Pero podrían darle vuelta a esa situación si concretan algunas firmas esta temporada muerta. Firmas como la del lanzador zurdo Dallas Keuchel. 

Podría lucir como un acuerdo raro a primera vista, pero Keuchel en los Rojos tendría mucho sentido, especialmente porque Cincinnati ya consiguió a Tanner Roark en un cambio con los Nacionales, un lanzador al que le dan muchos rodados y pocos batazos contundentes.

Esas dos características son particularmente importantes en un estadio tan amigable para los bateadores, y especialmente para los jonroneros, como el Great American Ball Park de Cincinnati. 

Keuchel tuvo la tasa de rodados más alta entre todos los abridores de Grandes Ligas la temporada pasada con un 53.7%, y su tasa de 58% en las últimas tres campañas es la cuarta mejor en ese lapso. En cuanto a la calidad del contacto que le hacen, el porcentaje de batazos "con la maceta" (aquellos que tienen más probabilidades de terminar en extrabases) fue de apenas un 4.5%, la octava mejor cifra entre los pitchers que recibieron al menos 400 batazos en el 2018.

Como resultado de la gran cantidad de rodados que le dan a Keuchel, el zurdo recibe pocos jonrones. En el 2018, su tasa de HR por cada 9.0 entradas fue de 0.79, la novena mejor de las Grandes Ligas. Y de todos los batazos que le dieron a Keuchel por el aíre la temporada pasada, apenas el 18.5% fue conectado con fuerza, de acuerdo con Statcast™, la décima mejor tasa entre los abridores a los que les conectaron al menos 400 batazos. 

En contraste, el cuerpo de abridores de Cincinnati tuvo una relación de 1.62 jonrón permitidos por cada 9.0 innings, 29no en las Grandes Ligas y sólo mejor que los Orioles (1.72). 

Desde que Keuchel ganó el Cy Young de la Liga Americana en el 2015, ha tenido resultados mixtos y un par de temporadas recortadas por las lesiones. Tuvo 4.55 de efectividad en 26 aperturas en el 2016, pero repuntó en el 2017 con 2.90 en 23 salidas. Y estuvo marginado por problemas en el hombro y la espalda en ambas campañas. En el 2018, su efectividad fue de 3.74 e hizo 34 aperturas, un tope en su carrera.

Por todo eso, para un equipo que está tratando de evitar esa cantidad de batazos saliendo del parque, los Rojos podrían no encontrar a alguien mejor preparado para esa labor que Keuchel.

Cincinnati probablemente necesitaría más que Keuchel para competir, pero si son capaces de conseguir a J.T. Realmuto y/o firmar al agente libre A.J. Pollock, éstos se sumarían a Joey Votto, el venezolano Eugenio Suárez, Scooter Gennett, Scott Schebler y Jesse Winker para formar un lineup formidable.

Los Rojos siguen siendo uno de los equipos más interesantes esta temporada muerta, por todo el potencial que tienen para mejorar su fortuna en la División Central de la Nacional. Sólo el tiempo dirá qué sigue para ellos este invierno.