Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Con las adiciones de Yelich y Cain, Milwaukee demuestra que va en serio

26 de enero de 2018

Parece que los Cerveceros van en serio en el 2018.La novena de Milwaukee acaba de incorporar a sus filas a los jardineros Christian Yelich y Lorenzo Cain. Y es muy posible que un futuro cercano consigan a un buen abridor, sea mediante un cambio o en el mercado de agentes

Parece que los Cerveceros van en serio en el 2018.
La novena de Milwaukee acaba de incorporar a sus filas a los jardineros Christian Yelich y Lorenzo Cain. Y es muy posible que un futuro cercano consigan a un buen abridor, sea mediante un cambio o en el mercado de agentes libres.
Es obvio que con dichos movimientos, los Cerveceros tienen preocupados a Cachorros, Cardenales y al resto de los equipos contendores.
El cambio de Yelich, por sí solo, había logrado eso. Pero después se confirmó la firma de Cain por cinco años y US$80 millones, marcando así el regreso del patrullero central al equipo que lo cambió a Kansas City para adquirir a Zack Greinke antes de la temporada 2011.
No es una exageración decir que unos jardines que cuente con Yelich, Cain y Ryan Braun debería llamar la atención de todo el mundo, incluido Theo Epstein, presidente de operaciones de béisbol de los Cachorros.
Para ser justos, los Cerveceros han tenido la atención de Epstein por mucho tiempo. Fueron punteros de la División Central de la Liga Nacional hasta el Juego de Estrellas del año pasado y recientemente han sido uno de los equipos que, junto con los Cachorros, han estado detrás de los servicios de Yu Darvish (y han seguido monitoreando la situación de Jacob Arrieta).
No está claro si los Cerveceros todavía pueden hacer otro movimiento de peso, como firmar a Darvish o a Arrieta, después de agregarle cerca de US$23 millones a la nómina con Yelich y Cain. Pero nunca subestimen al dueño de los Cerveceros, Mark Attanasio, cuando siente que hay una posibilidad a su alcance.
Eso fue lo que demostró Attanasio al sumar a Carsten Sabathia y Greinke cuando el lineup estaba liderado por Prince Fielder y Braun, ambos en el tope de sus carreras. No tendría nada de raro que volviera a buscar a uno de los dos brazos más relevantes del mercado.
La buena noticia para los Cerveceros, por supuesto, es que no es necesario que lo haga. Milwaukee tiene jardineros de sobra para hacer un cambio por pitcheo.
El dominicano Domingo Santana, que lucía hasta principios de semana como el jardinero derecho de los Cerveceros, se une a los patrulleros centrales Brett Phillips y Keon Broxton como posibles fichas de cambio.
La rotación actual cuenta con Chase Anderson, Zach Davies, el venezolano Jhoulys Chacin y alguna combinación de Brent Suter, Brandon Woodruff y el mexicano Yovani Gallardo. El zurdo Josh Harder es candidato a moverse a la rotación siempre que no lo consideren más valioso en el bullpen, y Jimmy Nelson ha dicho que está progresando más rápido de lo esperado de la operación del hombro.
Cada equipo en las Grandes Ligas quería a Yelich, un toletero de 26 años que tiene un contrato muy atractivo (US$43.25 millones por los próximos cuatro años, más una opción para el 2022). Los Cerveceros pagaron un precio muy alto por él, parecido a lo que hicieron en su momento para hacerse de Greinke.
Aquel cambio terminó armando a los Reales para ganar dos campeonatos de la Liga Americana consecutivos, en el 2014 y el 2015, con Cain, el venezolano Alcides Escobar y los lanzadores Jake Odorizzi y Jeremy Jeffress llegando a Kansas City. Este luce parecido en cuanto a la cantidad de talento.
Además del jardinero central Lewis Brinson, los Marlins recibieron al puertorriqueño Isan Díaz, el patrullero central Monte Harrison (que se vio muy bien en la Liga Otoñal de Arizona) y al derecho Jordan Yamamoto. Es un movimiento arriesgado, especialmente cuando se considera lo cautelosos que fueron los Cerveceros el año pasado.
Sorpresivamente, los Cerveceros pelearon cabeza a cabeza con los Cachorros hasta septiembre del 2017 y terminaron a sólo un juego de los Rockies por el segundo comodín de la Liga Nacional. Han podido meterse a la postemporada si el gerente general David Stearns paga el precio requerido para conseguir a Sonny Gray o a otro abridor, o sí Nelson no se lesiona lanzándose de cabeza en la inicial en Wrigley Field. Pero Stearns sintió que el precio era demasiado alto.
La diferencia ahora es que Stearns y Attanasio están convencidos de que los Cerveceros pueden hacer más que simplemente pelear por un comodín. Creen posible alcanzar a unos Cachorros sin Arrieta y Wade Davis.
¿Y qué tal si los Cerveceros encuentran la forma de firmar a Darvish o a Arrieta? ¿O si logran un cambio por Chris Archer, Michael Fulmer o Sean Manaea?
La mesa parece servida para que tengamos una gran carrera en la División Central de la Liga Nacional entre Cachorros, Cerveceros y Cardenales. Que comience de una vez.