Ohtani se lució en la loma y con el madero 

22 de marzo de 2021

PEORIA, Arizona – El lanzador y bateador Shohei Ohtani está demostrando que es capaz de hacer básicamente cualquier cosa en un terreno de béisbol ahora que está totalmente saludable.

Ohtani fue nuevamente la estrella en la derrota de los Angelinos por 4-1 ante los Padres el domingo, yéndose de 2-2 con un boleto como primer bateador del equipo, mientras ponchaba a cinco en cuatro sólidos innings los que su recta llegó a registrar 101.9 mph. Ohtani ha estado increíble en el plato esta primavera, bateando .636 (de 22-14) y liderando al equipo con cuatro jonrones. Desde la lomita, su mejor exhibición fue el domingo contar un lineup de San Diego lleno de regulares.

“Estoy muy emocionado de mostrar lo que puedo hacer”, dijo Ohtani. “Por eso vine para acá en el 2018. Estoy seguro de que he decepcionado a mucha gente los últimos dos años estando lesionado. Estoy ansioso de mostrarles a todos lo que soy capaz de hacer”.

Como fue un juego en la ruta, Ohtani bateó antes de lanzar e inició el compromiso con un sencillo ante el as Blake Snell. Permitió un triple a Brian O’Grady iniciando la baja del primero, pero luego retiró a los próximos tres.

Los mejores turnos para Ohtani desde la lomita fueron ante otra superestrella, el dominicano Fernando Tatis jr. Ohtani ponchó a Tatis con una splitter en 3 y 2 durante el primer inning y luego lo enfrentó con dos outs en el tercero. Ohtani le lanzó una recta a 101.9 en ese turno antes de dominarlo con un elevado al campocorto. La recta de Ohtani osciló entre 95 y 101 mph, y también ponchó a Wil Myers y Jurickson Profar.

“El tipo es un monstruo”, sentenció Snell. “La tira a 100, puede batear, es bueno dándole hacia la otra banda. Es un tremendo jugador en ambas facetas, algo increíblemente difícil. Que pueda lanzar, batear y tener idea en cada caso y ser élite en las dos caras, es muy impresionante. Uno sólo espera poder verlo en el terreno y que pueda jugar todo lo que pueda”.

En la temporada regular, hay pocos precedentes de un pitcher abridor iniciando el lineup. El último en hacerlo mientras se mantenía por más de un inning en la lomita fue Jim Jones para los Gigantes de Nueva York en el segundo juego de una doble cartelera el 30 de septiembre de 1901. Jones perdió un juego completo de cinco innings y se fue de 4-0.

Desde entonces, solo dos jugadores han iniciado en la lomita y bateado de primeros: Al Dark de los Gigantes (27 de septiembre de 1953) y el venezolano César Tovar de los Mellizos (22 de septiembre de 1968). Ambos eran bateadores veteranos lanzando por única vez en sus respectivas carreras. Tovar jugó las nueve posiciones aquel día ante los Atléticos.

La última vez que un pitcher bateó en un juego con la regla del bateador designado vigente fue el 30 de junio de 2016, cuando el entonces as de los Gigantes, Madison Bumgarner, se fue de 4-1 en el plato en un juego interligas ante los Atléticos en Oakland. En el 2009, Andy Sonnanstine también tuvo que batear de tercero para los Rays por un error en el lineup. Salvo eso, la última vez que un pitcher bateó en un juego con la regla del BD fue Ken Brett en 1976.

Ohtani dijo que no sintió ningún cansancio adicional a pesar de estar en las bases dos veces y dijo que le gustaría hacerlo otra vez en la temporada regular.

“Me encantaría hacerlo en la temporada”, dijo Ohtani. “Si puedo apoyarme a mi mismo, eso me daría más confianza en el montículo para ser más agresivo”.