Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Suspendidos por trifulcas: Archer, Puig y Bell

9 de abril de 2019

NUEVA YORK -- El lanzador de los Piratas de Pittsburgh Chris Archer fue suspendido el martes por cinco partidos, el jardinero cubano de Cincinnati Yasiel Puig por dos, y el manager de los Rojos David Bell por uno debido a su papel en una trifulca en un partido el fin

NUEVA YORK -- El lanzador de los Piratas de Pittsburgh Chris Archer fue suspendido el martes por cinco partidos, el jardinero cubano de Cincinnati Yasiel Puig por dos, y el manager de los Rojos David Bell por uno debido a su papel en una trifulca en un partido el fin de semana en el PNC Park.

La oficina del comisionado de las Grandes Ligas dijo que Archer apeló su castigo y jugará pendiente de una decisión final.

Puig y Bell decidieron no apelar. El cubano se perderá los primeros dos partidos de una serie contra los Marlins en Cincinnati que inicia el martes. El coach de banca Freddie Benavides fungirá como manager de los Rojos en el primer juego.

El jefe de operaciones de béisbol, Joe Torre, también multó a los tres por su conducta el domingo en Pittsburgh, la cual se salió de control cuando en el segundo inning del partido, Derek Dietrich, de Cincinnati, se paró en el plato a admirar su largo jonrón.

Dos entradas más tarde, Archer hizo su primer lanzamiento por detrás de la cadera de Dietrich. El umpire del plato, Jeff Kellogg, advirtió a ambas bancas y Bell entró trotando al terreno para argumentar que Archer debía ser expulsado. Archer afirmó que no hizo el lanzamiento a propósito y que simplemente perdió el control cuando trataba de lanzar adentro.

Las bancas y bullpens se vaciaron, y un enfurecido Puig se abalanzó contra un grupo de jugadores de los Piratas y fue contenido por varios compañeros.

Bell interpretó la suspensión de Archer como una confirmación de que el lanzamiento tenía el propósito de lastimar a Dietrich. Bell dijo que Torre le comentó que Archer no fue expulsado por los umpires porque no lanzó hacia la cabeza del bateador.

"Es muy peligroso", aseguró Bell. "Como sabemos, incluso si están apuntando a otra parte, podrían golpear a un bateador justo en la cabeza".

Bell no se sorprendió de su suspensión de un partido.

"Fui suspendido (porque) las cosas escalaron cuando entré", reconoció Bell.

Puig se negó a apelar su suspensión porque pensó que no haría diferencia. No quedó satisfecho con que Archer recibiera una suspensión de cinco días, lo que significa que el abridor perdería una aparición cuando mucho.

"El lanzador va ser suspendido por cinco días, eso no le está costando nada porque pase lo que pase va a descansar durante cinco días ", opinó Puig. "Me cuesta dos juegos".

Bell no está de acuerdo con la práctica de la vieja escuela de que un lanzador tome represalias cuando creen que un bateador los ha exhibido por permanecer mucho tiempo en el plato o hacer alguna celebración tras conectar un jonrón.

"Las Grandes Ligas necesitan quitarles esto de sus manos si los jugadores intenta hacerlo política", consideró Bell. "Ese es un enfoque peligroso".