Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Trabaja Rougned Odor para ser más selectivo en el plato para esta temporada

MLB.com

GLENDALE, Arizona -- ¿El nuevo plan del venezolano Rougned Odor?

Un pitcheo, una zona. Y a tratar de poner la bola en juego si el turno llega a dos strikes.

GLENDALE, Arizona -- ¿El nuevo plan del venezolano Rougned Odor?

Un pitcheo, una zona. Y a tratar de poner la bola en juego si el turno llega a dos strikes.

Eso es todo. Nada muy complicado.

Eso lo único que los Rangers quieren que haga Odor esta primavera.

"La mentalidad en estos momentos es: un pitcheo, una zona", dijo el manager de los Rangers, Jeff Banister. "Creo que él irá mejorando a partir de ahí. No creo que sea tanto un cambio, sino una transición a 'un pitcheo, una zona'. No trates de buscar lanzamientos alejados. Si logra eso, creo que será una forma de acercarse a lo que hizo en el 2016".

A los Rangers seguramente les gustó que Odor negociara un par de boletos el domingo y una más el martes. Algunos cazatalentos que estaban sentados detrás del home el domingo afirmaron que los pitcheos estaban lo suficientemente cerca como para que un bateador hubiese hecho swing.

"En estos momentos estoy buscando hacerle swing a mi pitcheo", dijo Odor. "No me lanzaron nada que me gustase para hacerle swing. Estoy trabajando en eso. El plan es sólo hacerle swing a mi pitcheo".

Los Rangers van a hacer con Odor el mismo plan que utilizan para sus lanzadores. No están hablándoles constantemente a los lanzadores sobre los peligros de dar muchos boletos, y tampoco van a hacer lo mismo con Odor respecto a los ponches.

En vez de eso, le dieron un plan. Ve al plato y busca un determinado pitcheo en la zona adecuada. Si te lo tiran, haz swing de una vez. Si no, déjalo pasar.

Con dos strikes, simplemente asegúrate de poner la bola en juego en vez de hacer swing de gradas, que parecía ser el plan de Odor el año pasado. El segunda base se ponchó el 51.1% de las veces en las que tuvo dos strikes el año pasado. En comparación, el dominicano Adrián Beltré abanicó en el 27.4% de los casos.

"Todo el mundo tiene un plan con dos strikes", dijo Banister. "¿Ustedes consideran el de Odor un plan con dos strikes óptimo? No sé si se podría considerar de esa manera. Hicimos que entendiera la situación. Es un muchacho que aporta cuando está en circulación. Pero la encanta hacer swing. Nos fascina cuando les hace swing a envíos que puede mandar lejos".

Esa es la historia con Odor. No hay otro guion para él en estos entrenamientos primaverales.

El oriundo de Maracaibo es el intermedista de los Rangers y nadie le va a quitar su lugar para el Día Inaugural. Odor firmó un contrato de seis años y US$49.5 millones la primavera pasada.

Texas tiene a Jurickson Profar y al dominicano Hanser Alberto en los entrenamientos como candidatos para el puesto de utility. Darwin Barney, quien ganó un Guante de Oro como segunda base en el 2012, está como invitado para brindarle profundidad a la organización.

Aunque Odor sea una pieza fija, su producción tiene que mejorar. Bateó .204 el año pasado, el segundo peor promedio en la historia de los Rangers para un jugador con las suficientes visitas al plato para optar por el título de bateo. Y el porcentaje de embasarse de .252 fue el peor. Bateó 30 jonrones, pero su slugging de .397 fue el más bajo en la historia de las Grandes Ligas para un jugador con al menos 30 bambinazos. Los 162 cuadrangulares contra 32 boletos que tiene en su carrera hablan por sí solos.

"La respuesta más fácil, si no eres coach, es no te ponches", dijo Banister. "Ese no es el caso. Lo que queremos es pintarle un escenario distinto a un muchacho que todavía se está desarrollando como pelotero de Grandes Ligas".

El plan es sencillo. Ahora le toca a Odor ponerlo en marcha.

"Batear mi pitcheo, eso es todo", dijo Odor. "El año pasado le hice swing a un montón de lanzamientos en bola. Este año estoy trabajando en darle a mi pitcheo".