Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon
noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Wilmer Flores pasó de ficha de cambio a leyenda de Mets en 24 horas

Cut4

El venezolano Wilmer Flores cumplió 27 años de edad el lunes y el infielder está teniendo otra buena temporada con los Mets -- llegó al miércoles con l&ieacute;nea ofensiva de .275/.331/.454, para acompañar sus 10 jonrones en 92 encuentros. Dichas categorías lo colocan entre los líderes del equipo y a estas alturas, es uno de los jugadores más confiables en el conjunto de Queens.

Sin embargo, hace tres años las cosas eran un poco diferentes.

El venezolano Wilmer Flores cumplió 27 años de edad el lunes y el infielder está teniendo otra buena temporada con los Mets -- llegó al miércoles con l&ieacute;nea ofensiva de .275/.331/.454, para acompañar sus 10 jonrones en 92 encuentros. Dichas categorías lo colocan entre los líderes del equipo y a estas alturas, es uno de los jugadores más confiables en el conjunto de Queens.

Sin embargo, hace tres años las cosas eran un poco diferentes.

Armados con la mejor rotación joven en las Grandes Ligas, (y, aparte de eso, con el dominicano Bartolo Colón) los Mets del 2015 estaban listos para competir. El único problema era que la ofensiva no podía despegar y con la llegada de la fecha límite de cambios del 31 de julio, el club de Nueva York y sus aficionados señalaban a Flores y su OPS de .659 como la pieza que no aportaba.

En medio del partido de los neoyorquinos contra los Padres el 29 de julio, comenzaron a surgir informes de un canje que estaba a punto de completarse: los Mets enviarían a Flores y al cotizado prospecto del pitcheo Zack Wheeler a los Cerveceros por el jardinero dominicano Carlos Gómez. La transacción no se había completado mientras el compromiso continuaba, dejando a Flores -- con un pie fuera de la única organización de Grandes Ligas que conocía -- aguantando sus lágrimas en el terreno:

Flores

Cuando llegó el momento de su próximo turno al bate, recibió una gran ovación de los fanáticos en el Citi Field, convencidos que se estaban despidiendo:

Pero, al final, todos se adelantaron: Un problema en la cadera fue revelado en el examen físico de Gómez y el cambio se anuló. Nueva York se vio obligado a buscar a otro bateador derecho y con sólo minutos restando en la fecha límite del 31 de julio, encontró uno de impacto -- adquiriendo al cubano Yoenis Céspedes de los Tigres a cambio de Michael Fulmer y el mexicano Luis Cessa. El equipo reforzó la alineación y al fin y al cabo, Flores todavía estaba con los Mets.

Los Nacionales llegaron a Nueva York la noche siguiente para una serie de tres juegos que determinaría si los Mets eran contendientes. La afición neoyorquina estaba muy contenta de que el equipo todavía contara con su torpedero titular:

Y luego, 11 entradas después, sucedió lo imposible: Flores decidió la victoria con un jonrón.

Con eso comenzó el Mes de Wilmer. Del 31 de julio al 28 de agosto, Flores consiguió una impresionante línea ofensiva de .333/.364/.571 con cuatro cuadrangulares. Nueva York también ganó 16 de sus siguientes 23 partidos para treparse a la cima de la División Este de la Liga Nacional.

Flores siempre se las ingenia para hacer cosas maravillosas en su cumpleaños, y esta temporada no fue diferente. Sin embargo, sería difícil superar lo que logró en el 2015, momento en que también inspiró el muñeco bobblehead con dos caras: