Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

Altuve, Cole y el número 11 fueron protagonistas en una noche de júbilo en Houston

Último juego de la Serie Divisional entre los Astros de Houston y los Rays de Tampa Bay. Y una multitud enardecida colmó el Minute Maid Park de la ciudad tejana que vio a los Astros coronarse por primera en 56 años en en 2017.

Si un héroe tiene Houston ese el que responde al nombre de José Altuve. "El Pequeño Gigante" se llevó el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana el año que levantó el trofeo de campeón y desde entonces, el grito de "¡MVP, MVP!" no deja de escucharse en los pasillos del MMP.

Pero esta campaña un nuevo héroe se ha sumado al clan tejano que acumuló la mayor cantidad de victorias en la historia de la franquicia, con 104. Su nombre: Gerrit Cole. El lanzador derecho, adquirido desde los Piratas de Pittsburgh el 13 de enero del 2018 ha dejado números de impacto en sus dos campañas con los Astros. Y este jueves fue el elegido para lograr detener (nuevamente) a sus inspirados rivales.

¿Adivinen ustedes entonces qué sucedió? José Altuve bateó de 4-2, con jonrón solitario y un par de carreras impulsadas, mientras que Gerrit Cole lanzó ocho entradas completas con 10 ponches propinados y apenas una carrera limpia permitida. ¿Lo curioso? El bambinazo de Altuve fue el undécimo que consigue en sus incursiones de postemporada, a la vez que Cole logró su undécima apertura consecutiva con 10 o más ponches, incluyendo temporada regular y postemporada del 2019.

Para los que aún no se han dado cuenta de qué va esta nota sólo les recordaremos que el campeón de la Serie Mundial necesitará 11 victorias para proclamarse. Quizás esta noche Altuve y Cole nos enviaron una señal. Y de paso, fueron protagonistas de la clasificación de los Astros a la Serie de Campeonato de la Liga Americana frente a su público.

¡FELICIDADES!

PENA DOTCOM
Chico
MOROSI DOTCOM
NESTOR DOTCOM