Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

Bienvenido al mundo de Aaron Judge. Normalito con el bate. Normalito con el brazo.

El patrón del béisbol suele ser que después de una tremenda jugada defensiva prosigue el gran batazo.

En el caso de la súper estrella de los Yankees, Aaron Judge, lo contrario sucedió el domingo por la tarde en Yankee Stadium.

Con un corredor en la intermedia en la parte baja del tercer inning, Judge protegió el plato y conectó un sencillo hacia la banda contraria para aumentar la ventaja de la escuadra neoyorquina en la pizarra.

Judge apenas estaba comenzando a dejar su huella en el partido ante los Medias Blancas cuando se le ocurrió sacar de out en la parte alta de cuarta entrada a Yoán Moncada.

El cubano, quien buscaba extender un sencillo a un doblete, obtuvo una lesión valiosa de cómo la corta dimensión del jardín derecho de Yankee Stadium también puede ser un detrimento para un bateador.

Lo asombroso de la jugada defensiva de Judge no fue que acababa de conseguir el segundo out del inning, sino fue el esfuerzo que puso detrás del tiro – que lucía poco.

MoCooperstown
Mascota
20190718_tex_pence_on_playing_in_dr