Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

El AT&T Park de San Francisco anuncia cambio de nombre. Repasemos algunos de sus momentos icónicos

Durante la jornada de este jueves, los Gigantes de San Francisco han anunciado el cambio de nombre de su icónica casa, el AT&T Park, ubicado en la bahía y que ha sido testigo de innumerables momentos históricos en las Mayores. A partir de este 10 de enero, "La casa que Bonds construyó" se llamará Oracle Park.

Por esa razón hemos decidido traer a la memoria algunos de los más representativos momentos que se vivieron en el AT&TPark desde su fundación el 31 de marzo del año 2000. Vale mencionar que primero fue nombrado Pacific Bell Park (2000-2003), seguido de SBC Park (2004-2005) hasta que en el 2006 fue denominado AT&T Park luego de la fusión de SBC con AT&T.

Posiblemente no haya un día, o mejor dicho, una semana que se recuerde más en San Francisco que la del 1ro al 7 de octubre del 2001, cuando Barry Bonds buscaba convertirse en el líder de jonrones en una temporada de las Mayores. Conectó su jonrón número 70 en el Enron Field de Houston el 4 de octubre para igualar la marca de Mark McGwire en 1998. Y dejó la emoción para casa. Al día siguiente, durante el inicio de una nueva serie en el AT&T Park, conectó dos y el 7 de octubre disparó su número 73, marca absoluta vigente hasta hoy. ¿Lo mejor de todo? Los oponentes eran los Dodgers de Los Ángeles, eternos rivales de los Gigantes.

El 10 de julio del 2007, AT&T Park fue escenario del 78vo Juego de las Estrellas de las Mayores, convirtiendo a San Francisco en la capital del mejor béisbol del mundo. El partido lo ganaron las luminarias de la Liga Americana 5 carreras por 4.

ASG

Ese mismo año, los espectadores del AT&T Park fueron testigos de otro hito protagonizado por el natural de Riverside, California. El 7 de agosto del 2007, Bonds conectó su bambinazo número 756 de por vida, superando al mítico Hank Aaron en el tope del listado histórico en dicha estadística. 

 Video: WSH@SF: Bonds breaks Aaron's record with No. 756

En el 2013, el AT&T Park fue el estadio escogido para disputar la ronda final del III Clásico Mundial de Béisbol, luego de haberse jugado en nueve parques alrededor del mundo y haber quedado las selecciones nacionales de Puerto Rico, Japón, República Dominicana y los Países Bajos como las mejores del torneo. Y Latinoamérica se vio bien representada con boricuas y dominicanos discutiendo la final, siendo estos últimos los campeones indiscutibles de la fiesta beisbolera.

     

Por último, el AT&T Park fue sede de cuatro Series Mundiales en el presente siglo: 2002, 2010, 2012 y 2014. La primera la perdieron los Gigantes en una reñida serie de siete partidos ante los Angels de Anaheim. Pero la siguiente década, los pupilos de Bruce Bochy se llevaron un trío de Clásicos de Otoño en años alternos para convertirse en el equipo que más veces ha logrado coronarse entre 2010 y el presente. Lo curioso es que en ninguno de los casos, el juego final se disputó en el AT&T Park.

Sólo nos queda esperar si el Oracle Park será heredero de la historia que se escribió bajo su anterior nombre. Los Gigantes de San Francisco buscarán por hacerlo realidad en el 2019.