Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

El mejor partido en la historia de LIDOM todavía no se ha acabado

(aguilascibaenas / twitter)

Independientemente de qué conjunto gané este partido decisivo para pasar a la serie final del la liga dominicana, es evidente que quedará marcado en la historia como el mejor de los clásicos disputados entre los eternos rivales, las Águilas Cibaeñas y los Tigres del Licey.

El sábado por la noche se reanudará la acción en Santo Domingo luego de que el juego del viernes fuera pospuesto de cara a la parte baja de la decimotercera entrada casi a las tres de la madrugada tras un retraso de 1 hora y 45 minutos.

Un sinnúmero ocurrencias sucedieron para hacer que este juego quede grabado en la memoria del aficionado del béisbol dominicano.

Entre los momentos inolvidables estuvo el gesto de Ronny Rodríguez luego de conectar un triple en el primer inning.

Si bien que sus compañeros - y aficionados que fueron a apoyar a su equipo en el Estadio Quisqueya Juan Marichal - estaban animados por el hit que abrió el camino hacia un racimo de tres carreras, más a gusto quedó el parque completo - incluyendo los fans del Licey - cuando “El Felino de Mao” mostró una camiseta debajo de su jersey llevando el mensaje “No a la violencia”.

Con desventaja de 4-3 en la parte alta de la séptima entrada y el boleto a la serie final pendiente de un hilo, el refuerzo mexicano Linder Castro salió de un hueco y retiró a tres bateadores consecutivos con las bases llenas para mantener a los Tigres con vida.

Buscando reanudar su carrera en las mayores, el veterano Hanley Ramírez dejó una buena impresión sobre los scouts cuando conectó un sencillo oportuno de dos carreras en la séptima para darle la delantera al conjunto local.

Las lluvias que causaron que se cancelara el juego hasta el sábado intensificaron en entradas extras y empeoraron en el decimosegundo inning.

Carlos Gómez, que esta semana anunció su retiro del béisbol profesional cuando concluya su compromiso con las Águilas, se aseguró de prolongarla por un par de hora más gracias a una tremenda jugada defensiva con dos outs y la posible carrera de ganar el partido en segunda base.

No sabemos si con tan solo un swing el Licey enviará a su afición temprano a su casa cuando se cante play ball en la decimotercera entrada o si las Águilas forzarán 13 innings adicionales hasta que se declare un ganador la madrugada del domingo.

De lo que sí estamos seguros es que se ha disputado uno de los mejores partidos brindado por estos rivales.

Hector Santiago
1280x720- Story Header - Corte4 Podcast Cover
Untitled-1-2
Residente_WEBSITE (1)