Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

Famosas y olvidadas mascotas del béisbol

Puede que no haya nada tan divertido como sentarse en su estadio favorito y reírse de las travesuras de las mascotas de las Grandes Ligas, especialmente cuando estas personalidades de tamaño gigante prueban sus trucos con un jugador inesperado.

Las mascotas, tal como las conocemos, han estado involucradas de una forma u otra en la Gran Carpa comenzando con el debut de Mr. Met en 1964 (El narrador de los Phillies Ángel Castillo jura que el Phillie Phanatic es el mejor de todos, algo con lo que no estoy de acuerdo). Hoy, cada equipo tiene una, excepto los Dodgers, Angelinos y Yankees.

Siendo la franquicia tradicionalista que siempre han sido los Bombarderos del Bronx - a los fanáticos no les gustó mucho la idea de que los Yankees utilizaran camisetas y gorras alternativas como parte de la iniciativa del Player's Weekend - el club más exitoso del deporte tuvo su propia mascota por tres temporadas, Dandy, cuyo bigote se parecía en cierto modo al que exhibía Thurman Munson, receptor de los Yankees durante toda la década de los 70.

Un par de semanas antes de su debut en el verano de 1979, el juego de ruta de los Yankees en Seattle coincidió con una visita del legendario San Diego Chicken. Durante una de sus jocosas rutinas, meneaba los dedos y colocaba un hechizo sobre el lanzador de Nueva York, Ron Guidry.

Sin embargo, la actividad lúdica no quedó a gusto con Lou Piniella, quien arrojó su guante al San Diego Chicken. La mascota terminó corriendo por su vida en el Kingdome de Seattle, y según historiadores, pudo haber tenido un papel indirecto con la futura desintegración de Dandy. Pues, el propietario de los Yankees en aquel entonces, George Steinbrenner, se hizo eco de la opinión de Piniella, quien afirmaba que las mascotas no tenían un lugar en el béisbol.

Por su parte, a los Expos de Montreal se les ocurrió una versión que se pareciera bastante a Mr. Met, su vecino amigo de su rival de la División Este de la Liga Nacional. Pero con la diferencia que Souki llevaba dos antenas que sobresalían de la parte superior de su enorme cabeza de béisbol. Parecía una criatura del espacio exterior y los niños le tenían miedo. Durante un partido a finales de 1978 un padre atacó a Souki porque su hijo le temía. Esa fue la única campaña que vivió Souki.

Sin embargo, todos sabemos cuán juguetonas tienden a ser las mascotas, especialmente con los niños, y cómo apoyan el éxito de sus equipos favoritos. Pero al igual que los jugadores de pelota, están sujetos a expulsiones. ¡Creálo! Y ese exactamente fue el caso de la segunda mascota de los Expos, Youppi! En medio de lo que resultó ser un maratón de 22 entradas en el Estadio Olímpico de Montreal, Youppi! provocaría la ira del manager de los Dodgers, Tommy Lasorda, quien también tuvo su parte de enfrentamientos posteriormente con el Phillie Phanatic.

Mientras los Dodgers estaban bateando en la undécima entrada, Youppi! tuvo el presentimiento que el juego se extendería hasta altas horas de la madrugada y colocó una almohada encima del dugout de los visitantes mientras vestía una pijama. Su táctica de distracción seguramente funcionó cuando Lasorda se enfureció e hizo un gesto para que lo retiraran, convirtiendo al tonto Youppi! la primera mascota en ser expulsada de un juego. Youpi! fue abandonado como mascota después de que la franquicia de los Expos se mudó a Washington D.C. en 2005, pero fue adoptado por los Montreal Canadiens, un equipo de la NHL (Liga Nacional de Hockey), cambiando su lealtad de un deporte a otro, aunque en la misma ciudad.

¿Cuán genial sería tener a estas dos mascotas de regreso la próxima vez que los Yankees y Nacionales se enfrenten en un partido interligas como parte de una promoción retro? Pero siempre y cuando a Youppi! no lo despidan del partido.

Ahora y como es costumbre en Corte4, les traemos una pequeña encuesta a ver cuántas de estas cinco mascotas que han pisado alguna vez un estadio de las Mayores ustedes conocen. Advertencia: Está difícil. Consejo: Si no las reconocen, pueden preguntarles a sus padres. ¡Buena suerte!

Chico
MOROSI DOTCOM
NESTOR DOTCOM
WC2020 DOTCOM