Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

Fanáticos fueron protagonistas de la jornada

El béisbol siempre cuenta con momentos muy especiales, y en la jornada del martes, hubo unos cuantos fanáticos que fueron protagonistas. Aquí en Corte4 compartimos su emoción. 
El gemelo de Adam Eaton

El jardinero de los Nacionales decidió cambiarse el "look" y cuando salió a la práctica de bateo lo vimos luciendo solo el bigote, ya que optó por afeitarse su barba. Aunque, lo simpático fue cuando lo vimos tomar un marcador para dibujarle un bigotito a un niño que fue a verlo jugar en el Busch Stadium de St. Louis. 
La bola de Billy Hamilton

El jardinero de los Rojos realizó una espectacular atrapada que dejó a varios sumamente feliz. En la parte baja de la 8va entrada del partido entre Cincinnati y los Indios, el guardabosque mostró sus destrezas con el guante cuando corrió y brincó para atrapar un elevado de Francisco Lindor. Luego de asegurarse de que la bola estuviese en su guante, Hamilton se la obsequió a un grupo de fanáticos. 
El elegido de Adam Jones

El jardinero de los Orioles disparó su 13er jonrón de la temporada en la victoria de Baltimore sobre los Mets por 6-3. Pero, lo curioso fue lo que hizo Jones cuando regresó al dugout. Pues al parecer el guardabosque andaba buscando a quién alegrarle la noche, ya que identificó a un fanático, lo señaló, y le obsequió sus guantes. El jovencito quedó impresionado. ¿Quién no? 
De niño a niño… 

En la parte baja de la novena entrada del partido entre los White Sox y los Tigres, Jeimer Candelario pegó una bola foul hacia el jardín izquierdo. La pelota fue atrapada por un jovencito fanático de Detroit, quien optó por regalársela a un pequeñín que se encontraba a varias filas de distancia. El momento fue muy tierno, ya que hicieron hasta un pacto de caballeros al darse un fuerte apretón de manos. 

Rooker
BeFunky-collage
GettyImages-494556706
GettyImages-1180900561