Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

Galarraga y Joyce: Mucha humildad

Comprensión. Estimación. Admiración. Humildad.

Esto fue con lo que los fieles seguidores del béisbol valoraron aquella tarde del 2 de junio de 2010 en Comerica Park cuando un error de cálculo cometido por el árbitro de la inicial, Jim Joyce, le negó el 21ro juego perfecto en la historia de Grandes Ligas a Armando Galarraga.

El lanzador venezolano de los Tigres, quien en aquel entonces tenía 28 años de edad, había retirado a los primeros 26 bateadores de los Rangers.


Pues a ley de un out de lograr el segundo juego perfecto de la temporada en cuatro días (Roy Halladay había lanzado el suyo para los Phillies el 29 de mayo) y el tercero en 24 días (Dallas Braden de los Atléticos lanzó uno el 9 de mayo), Galarraga hizo que Jason Donald conectara un rodado hacia su compatriota Miguel Cabrera.
Cabrera entonces le pasó la pelota a Galarraga, quien según a las repeticiones había ganado la carrera hacia al almohadilla para sacar de circulación a Donald en primera base. Pero en ese preciso momento Joyce pensó lo contrario.

Ante la consternación de la fanaticada y sus compañeros de equipo, Galarraga retiró al próximo bateador e instantáneamente se planteó la cuestión: ¿Por qué la liga no modificaba la decisión de Joyce?
Lo que resultó al final fue un gran acto de nobleza por el pitcher que había quedado corto en lograr una de las máximas hazañas que un lanzador de Las Mayores anhela realizar, aceptando la disculpa de un árbitro que demostró la valentía de reconocer su oneroso error.

Perfección humana por ambas partes.

HOF_2020
Image from iOS (2)
AP_20020479199546
LarryWalkerNew