Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

Jorge Soler nos recordó una máxima del béisbol

Lo hemos dicho en otras ocasiones y ustedes, amantes del béisbol de las Mayores, lo saben bien: Un hit es un hit sin importar la fuerza con que sea conectado. Esa es una verdad más grande que un templo.

Y este sábado, el jardinero de los Reales de Kansas City, Jorge Soler, nos lo demostró nuevamente. Durante el partido de los Reales ante los Angels de Anaheim, en el Kauffman Stadium de Kansas City, el cubano conectó un débil batazo que rodó "por territorio de nadie", en este caso, entre la 1ra y la 2da almohadilla. Pero la conexión fue tan lenta y tan bien ubicada que el bateador dobló por la inicial y ancló a salvo en la intermedia.

¿Lo curioso? El doble de Soler fue el 4to con menor velocidad de salida de toda la Gran Carpa en la presente temporada: 59.7 MPH. ¿El promedio de velocidad en el campeonato?: 89.0 MPH. Sin dudas, una gran diferencia.

Así las cosas, el séptimo batazo de dos bases para Soler en la presente campaña sirvió para recordarnos una de las máximas de este deporte que amamos: A veces la ubicación de una conexión es más importante que la fuerza con la cual es conectado.

vlcsnap-2019-09-19-11h23m43s090
BeFunky-collage
20190918-nymcol-story-divingstop
Roberto Clemente #21