Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

Pitchar, fildear y batear: No hay algo que le quede grande a Michael Lorenzen

Esta semana hemos aprendido que hay pocas cosas que Michael Lorenzen no puede hacer en un terreno de béisbol.

Cuatro días después de convertirse en el segundo pelotero en la historia de Grandes Ligas desde 1921 en jugar el jardín central, conectar un jonrón y obtener la victoria como lanzador, Lorenzen guio a los Rojos de Cincinnati hacia la victoria de forma espectacular.

Con un out y el partido empatado en la parte baja de la novena entrada en el Great American Ball Park, el pelotero de doble función recibió la encomienda de bateador emergente y disparó un sencillo para dejar tendidos a los Diamondbacks de Arizona con marcador final de 4-3.

La más reciente hazaña de Lorenzen, quien arribó al partido del domingo con un promedio de bateo de .300 (seis hits en 20 turnos al bate), un jonrón y cuatro remolcada y un respetable ERA de 3.13 en 67 presentaciones como relevista, se llevó a cabo luego de que se colocó al lado de Babe Ruth en los anales del béisbol de las Mayores.

Fue Ruth, quien como abridor el 13 de junio de 1921, permitió cuatro carreras y cinco hits en cinco innings, aunque otorgó siete boletos.

Ruth pasaría al jardín central para los últimos cuatro episodios del partido antes de acreditarse con la victoria de los Yankees de Nueva York sobre los Tigres de Detroit.

Además demostró una exhibición con el madero al irse de 3-2 con un par de jonrones y tres remolcadas.

Sería genial seguir de cerca una temporada en la que Lorenzen juege en los jardines y reciba turnos al bate con más frecuencia.

MT2
tw CORTE 4 TEASE
CCSabathia
NOLAN