Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

'Qué bonita luce esa pizarra'

@bryanhoch

Existen pocas estructuras en los estadios de Grandes Ligas que generen en la mente de uno el deseo de verlas en persona como el Green Monster de Fenway Park, a menos que seas el jardinero izquierdo o central del equipo contrario.

 

A la organización de los Medias Rojas se le ingenió la idea de llevarle la experiencia de aquella gigantesca pared verde al JetBlue Park en Fenway South, la sede de los partidos de Spring Training desde 2012, para aquel aficionado que por alguna razón u otra nunca ha tenido la oportunidad de viajar a la ciudad de Boston para verla en persona.

 

Lo genial de este estadio, localizado en la ciudad de Fort Myers en el estado de la Florida, es que cuenta con las mismas dimensiones de los confines amistosos de Fenway Park, incluyendo la segunda versión del Green Monster.

 

¿Y lo especial de ella? Pues aparentemente la parte manual de la pizarra es la misma unidad que se había instalado en 1934 y que se utilizó por tantas décadas en el Fenway Park hasta que la retiraron hacia un almacén en el estado de South Dakota.

Lo peculiar de ella es que para cambiarle las baldosas entre el receso de los innings, el operador siempre tuvo que encaramarse en una escalera porque por mucho tiempo no hubo suficiente espacio detrás de la pared que le permitiera hacer su trabajo. 

Aunque esta edición del Green Monster de JetBlue Park en Fenway South en un poco más moderno, continua llenando a uno con la nostalgia de aquella pared con la cual nos hemos enamorado un sinnúmero de aficionados del béisbol.