Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

Soto editó su propio "bobblehead" porque no sonreía lo suficiente

Con el paso de los años, los carismáticos “bobbleheads” o muñecos cabezones se han convertido en parte esencial del béisbol de las Mayores. Usualmente, estos objetos proyectan a los jugadores en facetas en las que se destacan, como por ejemplo batear y lanzar.

Este viernes, los Nacionales regalarán el “bobblehead” del dominicano Juan Soto a los primeros 25 mil fanáticos que se den cita en el Nationals Park para el inicio de la serie contra los Piratas. Lo curioso del caso, es que la versión miniatura del jardinero destacará su peculiar sonrisa, gracias al propio, Soto que decidió ayudar en el proceso creativo.

El quisqueyano rechazó el diseño original porque no estaba sonriendo. Según el guardabosque, él siempre tiene una sonrisa y le gusta estar feliz. Soto quiere que las personas lo recuerden contento, no enojado.

¿Cuál de los dos les gusta más: el “bobblehead” de Soto sonriendo o el que se ve serio a la hora de batear? La realidad es que para tener apenas 20 años, el oriundo de Santo Domingo ya se puede catalogar como un experto en el arte. Tenemos que admitir que su versión sonriente luce espectacular.

¿A cuántos se les antoja uno?

MoCooperstown
Mascota
20190718_tex_pence_on_playing_in_dr