Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

noticias

Noticias de Las Grandes Ligas

Hughes, Yankees no pudieron contener a los Orioles

Associated Press

NUEVA YORK -- Nolan Reimold, Ryan Flaherty y Nick Markakis empalmaron sendos jonrones en solitario para que los Orioles de Baltimore se impusieran el sábado 5-3 a los Yanquis de Nueva York, que vieron cortada su racha de cuatro victorias al hilo.

Nate McLouth pegó un par de dobletes y un sencillo, además de realizar una buena atrapada en el jardín izquierdo para ayudar al triunfo de Jason Hammel (2-1).

NUEVA YORK -- Nolan Reimold, Ryan Flaherty y Nick Markakis empalmaron sendos jonrones en solitario para que los Orioles de Baltimore se impusieran el sábado 5-3 a los Yanquis de Nueva York, que vieron cortada su racha de cuatro victorias al hilo.

Nate McLouth pegó un par de dobletes y un sencillo, además de realizar una buena atrapada en el jardín izquierdo para ayudar al triunfo de Jason Hammel (2-1).

Los relevistas Brian Matusz, Darren O'Day y Jim Johnson lanzaron una entrada cada uno sin admitir carrera por los Orioles. Johnson concluyó la faena, para su quinto salvamento, frente a un equipo que lo venció en los playoffs de la campaña anterior en la Liga Americana.

Travis Hafner y Vernon Wells pegaron vuelacercas en solitario por los Yanquis. Phil Hughes (0-2) salió abucheado después de admitir los tres leñazos de Baltimore en poco más de tres entradas.

Reimold hizo un aporte inusual como bateador designado. Los bateadores designados de Baltimore habían conectado apenas un sencillo, sin carreras producidas, en 33 turnos durante lo que va de la temporada, antes de que Reimold sacudiera su cuadrangular en el cuarto acto.

El jonrón de Flaherty fue igualmente inesperado. Se había ido de 18-1 con un sencillo en este año, antes de su vuelacerca en el segundo acto. Markakis abrió el tercer episodio con su bambinazo ante Hughes.

Por los Yanquis, el dominicano Robinson Canó de 5-2. El venezolano Francisco Cervelli de 4-2 con una anotada.

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación de Major League Baseball ni sus equipos.