Globe iconLogin iconRecap iconSearch iconTickets icon

Jed Lowrie viajó a Colombia para fomentar el béisbol

HOUSTON - Cuando el encargado del Programa de Diplomacia Deportiva en Washington, D.C., quería comunicarse con Jed Lowrie para saber si el torpedero de los Astros estaría interesando en fungir como emisario, supo a quien llamar.

La esposa de Lowrie, Milessa Muchmore Lowrie, es una ex funcionaria diplomática que tuvo base en Toronto y la Ciudad de México.

Está de más señalar que ella ayudó a conectar al Departamento de Estado con su esposo, quien aceptó la oferta para viajar a Colombia en apoyo del programa "Diplomacia del Diamante" de MLB.

"Lo hablamos durante varios días para asegurarnos de que logísticamente todo cuadrara", dijo Lowrie. "Esta es una época del año más ocupada con las preparaciones para la temporada. Una vez todo eso quedó claro, la decisión fue fácil".

Lowrie visitó las ciudades de Bogotá, Cartagena y Barranquilla, donde cumplió con el objetivo del programa que es el siguiente: Conectar a los peloteros con niños, promover la importancia de la educación y fomentar la inclusión racial y de género que le permita a todo el mundo participar en el deporte.

Las sesiones también estuvieron diseñadas para fomentar el liderazgo y el trabajo en equipo entre jóvenes de alto riesgo.

"Era cuestión de entrar a barrios menos privilegiados donde los niños quizás no tengan la oportunidad de conocer a un ligamayorista o relacionarse con alguien que tenga experiencia de Grandes Ligas", dijo Lowrie. "En algunos casos, estos muchachitos nunca han salido de sus pueblos natales para nada, mucho menos para una demostración de béisbol. Ir donde están estos niños menos privilegiados y darles la oportunidad de venir a jugar béisbol y aprender algo del deporte - de eso se trata".

En el programa "Diplomacia del Diamante" participaron dos jugadores de Grandes Ligas: Lowrie y el lanzador Jeremy Guthrie de los Reales, quien fungió como emisario en Panamá. La medallista de oro olímpico en softbol, Jessica Mendoza, también visitó Panamá, mientras que el olímpico Ruby Rojas tiene programada una visita a la ciudad colombiana de Santa Marta.

El viaje de Lowrie fue breve - tres demostraciones en igual número de días - pero fue un tiempo bien invertido.

"Fue una gran experiencia para mí y espero que así haya sido para los niños", dijo Lowrie. "Me hicieron muchas preguntas y estaban muy interesados en mis comentarios. Ojalá sea buena señal".

La globalización del béisbol fue una de las prioridades de las Grandes Ligas durante la permanencia de Bud Selig como comisionado y dichos esfuerzos seguramente continúen bajo el mando de su sucesor, Rob Manfred. Programas como "Diplomacia del Diamante" demuestran el esfuerzo del béisbol por alcanzar cada rincón del mundo.

"Ese fue uno de los temas de los que hablé allá con los niños", dijo Lowrie. "En general, entre más niños salgan a jugar - pero específicamente en Colombia, porque ahí es que estábamos - mejor es para el béisbol.

"Los jugadores latinoamericanos, japoneses y coreanos que se integran al juego hacen que éste sea un deporte más fuerte y más viable a nivel mundial. Es muy bueno para el béisbol contar con distintas culturas y tener una diversidad de jugadores uniéndose al deporte".